Boda Merche y Alex

Todo príncipe tiene su princesa. Y toda princesa tiene su cuento con final feliz… Esta frase podría resumir cualquier boda, pero muy en especial la de Merche y Álex, que por motivos ajenos a su relación, tuvieron que suspender los preparativos de su boda hace unos años. Parecieron resignarse a las circunstancias de la vida, pero unos años más tarde, quisieron intentarlo de nuevo. Y vaya si lo han conseguido…

Nuestro trabajo empezó por diseñar las invitaciones. Usamos tonos morados y motivos alegres. Y llegó el día.

Invitación Merche y Alex

Invitación Merche y Alex

 

Sábado 18 de octubre de 2014. Llevábamos en Madrid un par de semanas de frío y lluvia de otoño. Como en todas las bodas, novios e invitados no paran de mirar las previsiones del tiempo y no podían ser mejores: sol y temperaturas de 26 ‘C. Y se cumplió. Amaneció un día estupendo que se alargó durante toda la jornada. Nos vamos a Chinchón, un pueblo de la Comunidad de Madrid que os invito a conocer si tenéis oportunidad.

13.40h, los recién casados salen radiantes de la casa consistorial, aprovechan el buen tiempo y las magníficas vistas del pueblo para tomar algunas instantáneas del día y el resto de invitados empiezan a llegar al restaurante (La Columna) situado en la Plaza Mayor.

Allí estamos nosotras, camufladas entre la gente, atentas a caras y comentarios. “Qué bonito!” , se oye repetidamente. ¿Qué es lo que los comensales se encuentran? Los novios sólo nos pusieron dos condiciones: que fuera algo sencillo y con toques de lavanda. Después les sonsacamos que les encanta el vino…

Preparamos el seating plan, simulando marcos con las hojas “tendidas”. Usamos cajas de vino para soportarlo y rellenamos estas con piñas pequeñas, todo muy otoñal.

Seating plan

Seating plan

 

También preparamos el libro de firmas con fotos de los novios desde la infancia y acompañados de su familia. En la misma mesa estaba el photocall, también diseñado por muaca, con pequeños atrezzos para tener algún recuerdo divertido de ese día.

El resto de decoración, acompañado con pequeños ramilletes de lavanda, tenía este aspecto.

Mesa seating plan y photocall

Mesa seating plan y photocall

 

También quisieron que nuestro trabajo se reflejara en cada una de las mesas de los comensales. Montamos los centros de mesa, con un soporte rústico, acorde con el restaurante y el concepto de boda que sus protagonistas querían. Usamos maceteros con algunas flores sueltas de lavanda, a modo desenfadado, silvestre y cubiertos con corchos de vino.

Centro de mesa

Centro de mesa

 

Centro de mesa

Centro de mesa

 

Detalle centro de mesa

Detalle centro de mesa

 

Pequeña frase de agradecimiento de parte de los novios a los invitados. Colocamos una en cada plato. ¿Qué os parece esta idea para unos amantes del vino?

Agradecimientos

Agradecimientos

 

También quisimos que los ya marido y mujer tuvieran una entrada acogedora.  Para ello, colocamos en cada plato una bengala que los invitados encendieron para recibir a los novios. Fue muy emotivo.

Bengala

Bengala

 

Ayudamos a Merche a elegir un estupendo ramos de novia, obra de Lara, de centros de flores. La particularidad de estos ramos es que tienen todas las propiedades de las flores pero son artificiales, os podemos asegurar que tienen el tacto, la apariencia y el ¡olor! de cada flor, si!! has leído bien, el olor!! Es una auténtica pasada. Nos encantó!! Lara es una artista.

Ramo de novia

Ramo de novia

 

Y los regalos para las invitadas fueron los broches inconfundibles de La de los bolsos.

Broches invitadas

Broches invitadas

 

Disfrutaron de la comida y de la compañía y llegaron los regalos. Un brochecito para las mujeres y una bolsa de chuches muy molona para los más pequeños. Y así es como continuó el día. Con un sabor dulce que esperamos les dure el resto de su nueva vida. ¡Que vivan los novios!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicado